Música Windmill

Talleres musicales

Para nuestros alumnos

Talleres para distintos instrumentos, para entregar las mejores herramientas y beneficiar el talento de nuestros alumnos.

Rebuilt From the Inside Out

The Challenge Vivamus ipsum velit, ullamcorper quis nibh non, molestie tempus sapien. Mauris ultrices, felis ut eleifend auctor

Extensive Demographic Studies

The Challenge Vivamus ipsum velit, ullamcorper quis nibh non, molestie tempus sapien. Mauris ultrices, felis ut eleifend auctor

La música espera por tí

nos interesa tu presencia ...

El desafio

En los próximos meses se generará el cambio de mando presidencial, lo que significa un nuevo comienzo para las diversas áreas presentes en el Estado de Chile. En la discusión pública estarán a la vista aquellos temas álgidos que han sido fuente de discusión pública durante el último mandato de la presidenta Michelle Bachelet, reforma tributaria, reforma educacional, reforma laboral, entre otros, todas ellas de suma importancia para el desarrollo del país. Sin embargo, existe un elemento menos controversial, o al menos eso es lo que se puede apreciar de acuerdo a la discusión pública que los medios nos informan, me refiero a cuál será la visión cultural de este nuevo gobierno, cuáles son sus desafíos y que podemos esperar de ellos.

 

En este artículo profundizaré en el área cultural que nos convoca, la música.

 

Antecedentes

En los últimos años se han presentado varios avances en materia de áreas culturales, la promulgación de que nuestro viejo conocido “Consejo Nacional de la Cultura y las Artes” ahora será Ministerio, lo que evidentemente abre interrogantes sumamente interesantes, sobre cómo será su futuro, cuál será su real impacto, se logrará evidenciar una diferencia entre un “consejo” y un “ministerio”, etc.

Por otro lado se ha impulsado, desde las bases de los creadores musicales, la urgencia de tratar la música como industria, por lo que ha nacido el primer Nodo de Industria Musical apoyado por CORFO, la primera asociación de emprendimientos independientes musicales (IMI Chile), y desde el CNCA se ha impulsado la elaboración de un marco de trabajo, desde las políticas públicas, llamado “Política  Nacional del Campo de la Música 2017-2022” en cual se puede visualizar cuáles serán los ejes de apoyo para este campo, como por ejemplo: formación, educación, creación, difusión, internacionalización, situación laboral, asociatividad y patrimonio.

 

Por otro lado, en mi rol de Jefe de Carrera de un plan de estudios musical me es de suma importancia mencionar las deficiencias en cuanto a educación musical en etapas escolares, de la poca importancia a nivel político de ésta (pese a cientos de estudios científicos que avalan la importancia de la música para el desarrollo de cualquier ser humano en su forma más holística) y de cómo los sistemas de acreditación universitarias canibalizan carreras artísticas, dado que las instituciones educacionales buscan con fervor poder acreditarse y para esto deben cumplir con criterios que el CNA indica, como porcentajes de empleabilidad de las carreras, y esto es un punto en que las carreras artísticas y creativas se ven debilitadas ya que no aplica debido al mercado nacional y a la naturaleza propia de ellas, a diferencia de carreras como derecho, ingeniería y medicina.

 

Finalmente, cabe destacar muchas otras áreas que nacen desde los mismos actores de la industria musical y no desde el Estado,  no es recargándolo en un rol de mecenas, si no que el privado pueda crear instancias y entidades para el apoyo de su sector y que el rol del Estado sea poder brindar un espacio para que esto ocurra y no ahogarlo.

 

Desde mi punto de vista, el nuevo Ministerio de Cultura, las Artes y el Patrimonio tiene una labor clave en el desarrollo de largo plazo de la nación, no sólo para identificar todas aquellas áreas en las que la cultura se desarrolla, si no que debe ser capaz de convocar y generar instancias de apertura y de esta forma, lograr que todos los esfuerzos independientes puedan crear una industria local que será clave para el desarrollo futuro. La mira de este Ministerio debe estar puesto en la generación de un ecosistema que logre involucrar a los diferentes actores de la sociedad, no sólo artistas o creadores independientes que se logran asociar con mucho esfuerzo, si no que también debe generar la facilidad para que personas y entidades privadas puedan intercambiar soluciones y apoyo. Mientras más expedita sea la conversación entre ellos como aliados público-privados, mucho más rápido y eficiente será el crecimiento necesario para construir y consolidar una industria.

Poder vincular regiones y actualizarlas al nivel de Santiago para que los corredores funcionen es una gran misión que lograría una circulación ágil.

 

El futuro

En los últimos años, diversos estudios muestran los beneficios de aprender a tocar un instrumento en la infancia. En algunos países nórdicos, la enseñanza musical es considerada una parte esencial en el desarrollo de los niños. ¿Qué tiene que hacer Chile para mejorar en este ámbito?

Cuando iba en séptimo básico, Ana Leiva (21) se enamoró del cello. Fue en taller de música de su colegio, el Hispano Italiano de Iquique, donde pasó a formar parte de la orquesta del establecimiento. Después de las clases regulares, sus integrantes tenían lecciones particulares y un ensayo semanal para repasar el repertorio grupal. “Pasó a ser mi segunda prioridad después del colegio”, dice. “Te enseña a relacionarte y a compartir con los demás. Y uno empieza a asimilar la frustración: como es un proceso de años, la música te va desarrollando la paciencia y disciplina. Y yo veía que me ayudaba mucho en otras áreas”.

.

La profesora de esta joven cellista, e ideóloga de la orquesta, fue Ximena Valverde, una docente de música que trabajó durante diez años en Iquique y Alto Hospicio. En vez de seguir los rígidos métodos de la academia, Valverde -quien hoy cursa un doctorado en España- decidió innovar en sus clases para acercar la música a sus alumnos. Una de sus ideas fue estimular la creación a través del estilo favorito de sus estudiantes: el reggaetón. “Trabajábamos los textos. Ya no vamos a hablar de sexualizar a la mujer, sino de las problemáticas sociales que atañen a la cultura de Alto Hospicio”, dice. “Los chiquillos expresaron sus sentimientos y emociones a partir de su propia música”.

En sus clases, Valverde pudo comprobar in situ los beneficios de este tipo de enseñanza. “Lo que logramos, al final, son estudiantes más creativos y expresivos, lo que es tremendo en un liceo de Alto Hospicio”, apunta. “Hay indicadores cuantitativos que dicen que la educación musical mejora los niveles de autoestima y de trabajo en equipo. El problema que tenemos en Chile es que cada vez nos van reduciendo más las horas de clases. A largo plazo, los principales afectados son los estudiantes que, probablemente, no van a tener en su vida otra opción de acercarse a la música”.

Música para el cerebro

En los últimos años, distintos estudios muestran que aprender a tocar un instrumento en la infancia contribuye al desarrollo cerebral de los niños. Esta práctica permite desarrollar una “distinción neurofisiológica” de ciertos sonidos, los que ayudan en la alfabetización y pueden traducirse en mejores resultados académicos. “Tocar un instrumento en la infancia afecta el procesamiento de sonido en el cerebro”, dice Nina Kraus, profesora y neurocientífica de la Universidad de Northwestern de Estados Unidos. “El procesamiento del sonido es importante, no solo para la música, sino para la comunicación en general, por ejemplo, a través del habla”.

En el 2014, Kraus lideró un estudio que concluyó que, para aprovechar los beneficios cognitivos de una clase de música, los niños no deben ser meros espectadores, sino que involucrarse de forma activa. Midiendo las respuestas cerebrales de un grupo de niños de bajos ingresos de Los Angeles (California) , se demostró que los que tocaban instrumentos tenían un mejor procesamiento neuronal que aquellos que solo apreciaban la música. “Cuando tocan un instrumento, se activan las redes sensoriales, cognitivas y de recompensa”, dice.

En la última década, una serie de estudios han establecido que la práctica instrumental también puede ser una defensa adicional a la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo. Dos de ellos fueron conducidos por la neuropsicóloga clínica estadounidense Brenda Hanna-Pladdy: en el primero, dividió en grupos a 70 adultos sanos, de entre 60 y 83 años, y determinó que el grupo de los músicos (los que habían tocado un instrumento por diez años o más) marcaba los puntajes más altos en memoria no verbal y visuoespacial. En el segundo, evaluó la edad de adquisición musical y su impacto cognitivo. “Los individuos con una edad de adquisición anterior a los nueve años de edad tuvieron puntuaciones más altas en la memoria de trabajo auditiva, en consonancia con períodos sensibles de desarrollo del lenguaje”, dice la investigadora.

Según los expertos, los beneficios de la práctica instrumental van desde cosas simples, como el desarrollo de la psicomotricidad de los niños, hasta otras más profundas, como el desarrollo del pensamiento creativo. “No es solo desde la perspectiva artística, sino que desde la resolución de problemas: cómo un chico, con su instrumento musical, es capaz de descubrir caminos de resolución, por ejemplo, para la ejecución de cualquier tipo de repertorio”, afirma Óscar Pino, musicólogo y profesor de música en el Instituto de Humanidades Luis Campino y la Academia de Humanismo Cristiano.

 

 

  • Guitarra
  • Bateria
  • Saxo
  • Teclado

Potenciamos habilidades

Para nuestro colegio es muy importante descubrir las habilidades ocultas y pontenciarlas, por lo mismo tenemos la misión de descubrir y dar las herramientas para pontenciar el talento de nuestros alumnos.

Ven y divertirte aprendiendo musica y saca lo mejor de ti…

porque creemos en ti, tenemos las herramientas perfectas para tu desarrollo.

Taller de Música

Música Windmill

Te interesa la música?

Ven y descubre un mundo lleno de sentimientos, habilidades y talento, con una sala musical preparada para tí …